Telf: 601 222 434 / 959 131 089

    Turismo de naturaleza en Marruecos

Cuando hablamos de turismo de naturaleza englobamos todas las actividades que se pueden realizar en parajes naturales. En este tipo de turismo cobra más importancia la acción que se realiza que el lugar donde se realiza, pero cuando nos referimos al turismo activo en Marruecos este concepto cambia totalmente.

Marruecos cuenta con una gran variedad de parajes naturales debido a su privilegiada situación entre el mar Mediterráneo y el Océano Atlántico. Cuenta con cuatro cordilleras: El Rif, El Atlas Medio, El Gran Atlas y el Anti Atlas. Dispone de cinco parques naturales: PN Souss Massa, PN EL Toubkal, PN Tezekka, PN Iriki, PN Talssemtane. También cuenta con el pico más alto del norte de África: El Toubkal con 4162 m de altura sobre el nivel del mar. Y por supuesto la joya más preciada del país: el desierto del Sahara.

El país cuenta con tres climas distintos: en las costas el clima es mediterráneo, en el interior un clima mas continental y en el Anti-Atlas un clima más cálido.

Todos estos componentes hacen de Marruecos un país en el que se puede realizar cualquier tipo de actividad relacionada con el turismo activo, aunque las que más destacan son: El senderismo, el alpinismo, la escalada, el descenso de barrancos, el surf, el kitesurf, el motociclismo y el enduro.

Captura de pantalla 2016-03-29 a las 12.43.58

Si decidimos realizar senderismo en Marruecos contamos con muchos senderos tanto de baja dificultad como media o alta. También podemos optar por destinos cercanos o lejanos. El PN de Talssemtane es uno de los destinos más cercanos a España. Situado cerca de Chaouen, nos ofrece muchos senderos no señalizados. El PN del Toubkal o el PN del Tezekka disponen de senderos más complicados por la zona en los que se encuentran. Estos senderos tampoco están señalizados como la mayoría de los senderos de Marruecos y se precisa de guía de montaña. Y quienes nos gusta el desierto podemos realizar muchas rutas por las dunas aunque también precisamos de guía.

El Toubkal, con sus 4162 m, es un escenario perfecto para realizar alpinismo en Marruecos. La coronación de este monte es un reclamo muy importante pero la logística hace casi imposible realizarlo en solitario. Se necesita un guía de montaña, mulas porteadoras de equipajes y cocinero.

En cuanto a la escalada, en Marruecos se puede realizar tanto escalada deportiva como clásica y se dispone de muchos enclaves distinto para la práctica de este deporte. Uno de los lugares más cercanos es el PN de Talassemtane. El tipo de roca es caliza y dispone de un centenar de vías abiertas de distintas dificultades. En el Atlas medio y el Gran Atlas también se puede realizar escalada en roca caliza tanto deportiva como clásica, hay muchas vías abiertas de distintas dificultades. Pero si lo que se quiere es cambiar de entorno y escalar en roca distinta a la que se puede encontrar comúnmente en España, hay que llegar hasta el Anti-atlas. El Valle del Todra es uno de los lugares más conocidos para escalar. Se caracteriza por una roca caliza rojiza de gran adherencia que proporciona una gran seguridad. Cuenta con más de 28 sectores y aproximadamente unas 400 vías equipadas mayoritariamente por franceses o escaladores de la zona. Pero sin duda, lo más bonito de la experiencia de escalar en estas gargantas es el paisaje y el imponente silencio existente en algunos sectores por su lejanía de las zonas más transcurridas.

 

El descenso de barrancos es otro de los deportes que se pueden practicar en Marruecos. El destino más cercano para ello es el PN de Talassemtane y si queremos adentrarnos en el país las cascadas D´ozoud es un destino perfecto. Tighouza en el Gran Atlas, Imlil, las gargantas del Dades o Bein el Ouidane son otras maravillosas opciones donde se puede disfrutar este deporte; lugares exóticos donde la diversión y la adrenalina están aseguradas.

Las costas del Atlántico brindan al aficionado al Surf una magnífica oportunidad para este deporte. Casi en todas las ciudades costeras del litoral atlántico se puede practicar Surf pero las ciudades con más afición son: Sidi Ifni , Mirleft y Tagazout. En Tagazout se puede surfear en doce zonas distintas.

En cuanto al Kitesurf, tenemos que desplazarnos hasta la ciudad costera de Dakhla en pleno desierto del Sahara. Es un lugar idílico donde disfrutar del viento y de la tabla de kite.

El motociclismo se puede practicar en Marruecos en casi todas sus vertientes. Si tu moto es de carretera, podrás descubrir la magia de este país y el contraste arquitectónico, paisajístico y tradicional de cada zona, atravesando el país de norte a sur hasta las puertas del desierto. Si tu moto es una Trail, puedes adentrarte en pistas en las que disfrutarás de la naturaleza en solitario o en compañía de tus amigos. También puedes seguir las pistas del rally Dakar con tu moto de Enduro o Quad atravesando las dunas y experimentar lo que siente un piloto del Dakar.

 

Marruecos reúne todos los requisitos para disfrutar del deporte que más te guste en un lugar distinto, exótico y cercano; conocer una nueva cultura, disfrutar de una gastronomía exquisita y sobre todo, de su amable y hospitalaria gente.

 

 

 Marruecos país de la multiculturalidad

 En la actualidad, cuando hablamos de Marruecos, lo primero que se nos viene a la cabeza es un país con una cultura y tradiciones basadas en el islam y los fuertes vínculos familiares. Si volvemos atrás en el tiempo, descubriremos que este país cuyos habitantes originarios fueron los bereberes, pasó por muchos procesos de transformación  a medida que fueron llegando distintas civilizaciones.

Marruecos, por suposición geográfica, fue un punto estratégico para los Fenicios,quienes  en su afán por controlar el comercio marítimo, los metales, la pesca y otros recursos naturales, fundaron varias ciudades en el litoral atlántico y Mediterráneo. Hoy en día, siguen formando parte del patrimonio arquitectónico del país ciudades como: Lixus, Arcila, Tánger, Alhucemas o Essaouira.

Los Romanos también hicieron de Marruecos una de las tierras más importantes de su imperio. Fundaron ciudades como Volubilis, que en la actualidad es una de las ruinas romanas mejor conservadas del mundo. Antiguamente, fue muy conocida por la calidad de su aceite de oliva. También convirtieron  Lixus en una de las ciudades más importantes de la época por la calidad de Garum que se producía allí.

 

 

Los árabes en su afán de conquistar Al Andalus y difundir el islam por el mundo,   hicieron de Marruecos una de las tierras más importantes del imperio árabe musulmán.  Fundaron Fez, que en aquella época albergó la universidad  de Al-Karaouine. Esta universidad es una de las tres más importantes del mundo musulmán y en la actualidad sigue siendo uno de los grandes atractivos de la ciudad junto a su medina, declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.

 

2637-c3c34d29-e6b7-47e5-a77d-c3b730048088_m

Universidad alkaraoyyin en la medina de Fes

 

Hoy en día, también podemos apreciar en Marruecos el paso de otras civilizaciones: la portuguesa, que en el siglo XV fundó ciudades como Asfi o Mazagaô, la actual Al-Jadidad, la francesa y la española, que repartieron el país en dos protectorados. En el norte y el Sahara Occidental se instauró el protectorado español y en el sur y centro del país, el protectorado francés. Estas dos civilizaciones permanecieron en el país hasta el año 1956, momento en el que cedieron a Marruecos su autonomía. Esta  influencia está todavía muy marcada  en la arquitectura y entre la población local.

 

Iglesia católica de Nuestra señora del Pilara De Larache

Iglesia católica de Nuestra señora del Pilara De Larache

 

Ahora podemos entender por qué Marruecos es un destino de turismo histórico-cultural por excelencia. Podemos apreciar el paso de todas estas civilizaciones a través del legado tanto arquitectónico como cultural.  Visitando sus ciudades, sus calles, sus medinas bien conservadas con influencia occidental y sus monumentos, aquel que lo desee podrá sumergirse en las profundidades de su historia y de sus costumbres. No podemos olvidar, por supuesto,  su artesanía y su gastronomía,  sobre todo si se conoce de la mano de la siempre acogedora gente del país.


Formas de viajar por Marruecos

La proximidad de Marruecos al continente europeo lo convierte en un destino muy frecuentado por los turistas provenientes de este continente. Esta proximidad, en cambio, contrasta con las múltiples diferencias que allí podemos encontrar: idioma, costumbres, entorno. Cerca y lejos a la vez, se trata de un destino exótico y atrayente para el turismo.

Con el Mar Mediterráneo por un lado y las extensas playas del Océano Atlántico por otro, Marruecos es un destino turístico por excelencia. Ofrece múltiples ofertas para disfrutar tanto del sol y la playa como de la montaña: El Rif, El Atlas Medio y el Gran Atlas, donde se encuentra el pico más alto del norte de África: El Toubkal. Pero el gran reclamo de este fascinante país es, sin duda, el desierto del Sahara.

 

Otros atractivos turísticos del país son sus ciudades y su riqueza arquitectónica. Las medinas, con sus callejuelas estrechas, se esconden entre las calles modernas de las ciudades. En el norte de Marruecos las bonitas medinas se caracterizan por su colorido blanco y azul y su especial decoración; en el sur, por sus paredes de adobe color tierra. En la medina se descubre el Marruecos auténtico. Es imposible visitar una ciudad sin sentirse atraído por su calles.

 

IMG_1268 copia

 

Debido a la desigualdad económica y social que existe entre las regiones de Marruecos, existen cada vez más asociaciones marroquíes que trabajan en pro de la igualdad de oportunidades, la protección del menor, el derecho a la enseñanza y a la sanidad. Quienes además de conocer Marruecos como un simple destino turístico quieran ejercer una labor social podrán realizar una forma de turismo más solidaria y cooperativa.

Todas estas características convierten a Marruecos en un país ideal para viajar de distintas formas: se puede disfrutar del turismo activo en sus enclaves naturales: montañas, playas o desiertos; del turismo cultural en sus ciudades históricas visitando monumentos, museos y bazares artesanales; Y del turismo solidario, colaborando con asociaciones, ONG´s y otras organizaciones como escuelas y centros educativos.

En las siguientes entradas de nuestro blog desarrollaremos cada una de las formas de turismo que se pueden realizar en Marruecos. Hablaremos de las actividades que se pueden realizar en cada una de ellas, de las zonas donde se pueden realizar y de las temporadas más idóneas para su realización.